Fiestas Populares

Cristo Castellar de Santiago Resultan de interés las Fiestas tradicionales agrícolas de S. Isidro y S.Antón, con la subasta de animales. En Carnaval, Sorprenderá la singularidad expresiva del entierro de la sardina y el esperpento de los ceniceros del miércoles. En Abril S. Marcos trae la romería en el paraje conocido como " La Herrumbrosa" en la antesala de Sierra Morena, entre la Cañada Real de Cuenca y el Cordel de Albacete. La Fiesta y tradición de los Mayos abrirá las puertas del verano donde disfrutaremos de la Feria de Agosto, 14, 15 y 16. y de las Fiestas Mayores del Cristo de la Misericordia, con la impresionante Víspera de las Hogueras del 13 de Septiembre, y la procesión del 14, donde la pólvora y el fuego retornan en protagonistas efímeros de la fiesta.

El 14 de septiembre, es la más importante de todas y son en honor del Santísimo Cristo de la Misericordia, patrón de Castellar. Su duración es desde el 13 de septiembre hasta el 16.





LAS FIESTAS PATRONALES DEL CRISTO DE LA MISERICORDIA Y LA IMPRESIONANTE NOCHE DE LAS HOGUERAS



El día 14, por la mañana, se iniciará la procesión en honor al Santísimo Cristo de la Misericordia, Patrón de la localidad, acompañada por una banda de música y como no, "adornada" con tiros de escopeta, traca, etc. en todo su recorrido. La ceremonia de clausura, el 16 por la noche, se hace mediante un castillo de fuegos artificiales. Esta fiesta cada vez es más importante y cada vez más son los visitantes que se acercan a sus actos centrales en torno a la Plaza de la Constitución.

LAS HOGUERAS



En la Víspera, el día 13, a las nueve de la noche, tras el toque de campanas, todos los vecinos del pueblo encienden una hoguera en las puertas de sus casas acompañadas del lanzamiento de cohetes y disparos de escopeta convirtiendo el pueblo en un espectáculo de fuego y pólvora.

SOBRE EL ORIGEN DE LA FIESTA DE LAS HOGUERAS DE CASTELLAR DE SANTIAGO

Poco conocemos del umbral de la fiesta de las Hogueras de Castellar de Santiago más allá de interpretaciones sobre hipotéticos orígenes, cercanas a la tradición verbal trasmitida por sucesivas generaciones siglo a siglo, y a la comparación de acontecimientos similares de nuestro entorno.

Hogueras Castellar de Santiago Las hogueras están vinculadas al origen de Castellar; bien como costumbre transportada por los primeros pobladores y por tanto fundadores llegados a través de la Cañada Conquense desde tierras altas del centro de la península ibérica a principios del XVI; bien como resultado del entronque demográfico con nuevos pueblos que llegarán y repoblarán esta comarca desde otras latitudes en sucesivos periodos históricos revitalizando a través de su cristianización rituales milenarios similares a los de otras poblaciones colindantes, que se perpetúan en fiestas anuales como S. Antón, S. Blas, La Candelaria ó San Juan .

Ahondando en sus orígenes podríamos enlazar los inicios de la fiesta con el carácter agrícola del pueblo; con la progresiva victoria del laboreo sobre los pastos y la función del fuego en el cambio productivo que gradualmente se asienta en ese momento histórico; incluso a la conmemoración de batallas ganadas a la naturaleza rentabilizando su humo aromático como ahuyento de plagas bíblicas lesivas para el campo, de cuya presencia periódica en estos parajes tenemos constancia por las Relaciones Topográficas de Felipe II, o la victoria sobre fuego como elemento destructor.

Otras festividades similares de nuestro país nos dan nuevas pistas sobre el significado de fiestas similares ligadas al fuego, guiándonos al concepto de exaltación cristiana de la Luz; resplandor conmemorativo para recordar el también Resplandor que representa para los Cristianos de Castellar aquel Cristo Crucificado del maestro Giraldo de Merlo, labrado en pino sangrado de la Sierra de Cuenca, que Castellar recibiera hacia 1620 instituyéndolo en Santo Patrón; símbolo colectivo que denota unos primeros rasgos de personalidad e identidad en un núcleo poblacional reciente; incluso a la fiesta pagana de exaltación de independencia de ese mismo pueblo otorgada por su Rey un 14 de Septiembre de 1564, que asimilaba y daba continuidad a ceremoniales festivos cristianizados a lo largo de los siglos. Acaso a una colusión de ambas.

Sea como fuere, el fuego, elemento afín a la cultura mediterránea con ancestros en todas las culturas que en una y otra época han dejado sus huellas en la península, será el protagonista cada 13 de Septiembre en Castellar de Santiago; constituyendo la originalidad de las Hogueras de Castellar el haber mantenido fielmente la sencillez de la ceremonia y su carácter familiar y entrañable, que permiten vivir un rito inalterables seguramente desde hace siglos: En los días precedentes y especialmente en la mañana del 13 se recogerán en la sierra los ramajes, realizando en cada puerta un montículo de leña que prenderá a las 21:00 horas. En su punto más álgido, el humo y las pavesas incandescentes que revientan de las marañas verdes, bailarán en el cielo al compás del estruendo de cohetes y disparos al aire de escopeta, sobrecogiendo a quien lo vive desde dentro en familia, y sorprendiendo la imagen de un pueblo en explosión a quienes lo contemplan desde el exterior. Valen más unas imágenes que mil palabras.

OTRAS FIESTAS:


  • Los santos 31 de octubre por la noche al 1 de noviembre.


  • Es una fiesta que se celebra en pocos lugares, y parece ser, que el es de costumbre de origen celta (un culto a los muertos y un fuego alrededor del cual la gente se reúne). La gente se reúne en casas viejas y cercados alrededor de una lumbre a comer y a beber. La fiesta dura toda noche y madrugada.

  • El 17 de enero se celebra la tradicional fiesta de San Antón.


  • Es una fiesta en honor a los animales que en los últimos años estaba perdiendo la importancia que tenía anteriormente, aunque ahora se está recuperando. Se celebra, además de la fiesta de los animales, el término de la cosecha de la aceituna y el tránsito hacia la primavera. Después de una procesión, se bendicen los animales y se subastan desde pasteles, hasta gallos, pavos,....

  • Las Fiestas de Carnaval.


  • Aunque en declive como buena parte del resto de España, conservan notas de la gloria en tuvieron antaño, y que las hicieron muy famosas en la comarca, destacándose la esperpéntica fiesta ancestral de los ceniceros del miércoles de ceniza, donde los hombres ocultos en mascarones y portando un cubo de ceniza manchan con ceniza a las mujeres bajo la falda.

  • El 25 de abril se celebra la Romería de san Marcos.


  • Desplazándose todos los habitantes del pueblo hacia una zona cercana a la villa, antesala de Sierra morena conocida como la “Herrumbrosa”, acampando varios días allí y realizando una fiesta en la que no falta el vino y la gastronomía tradicional.

paraje